¿Cómo la globalización de las empresas mexicanas ayudó a difundir el crimen?

¿Cómo la globalización de las empresas mexicanas ayudó a difundir el crimen?

Stewart, Scott. 2018. “How the Globalization of Mexican Business Helped Spread Crime”. Stratfor. https://worldview.stratfor.com/article/how-globalization-mexican-business-helped-spread-crime

*Esta es una síntesis anotada realizada por CIPMEX sobre el texto arriba referido*

El artículo indica que existen similitudes logísticas entre las organizaciones criminales transnacionales mexicanas y los fabricantes que operan en México. Para el autor, queda claro que muchos de los factores que hacen de México un destino atractivo para las empresas extranjeras también lo hacen atractivo para las organizaciones criminales. En muchos sentidos, el panorama criminal globalizado de México es un reflejo de su globalización económica legítima, y estos han estado creciendo en el poder (2018, pa.1).

El mercado de bienes de consumo de Estados Unidos es la más grande del mundo, por lo que existe una fuerte demanda de bienes de consumo, que se ve combinado con los beneficios económicos de acuerdos de libre comercio. Esto desencadenó una expansión masiva de la industria manufacturera en México (2018, pa. 2). Por el otro lado, la capacidad de fabricar artículos en México no sería tan atractiva si no hubiera formas rápidas y eficientes de transportar esos productos terminados a los Estados Unidos. Las redes de transporte del país han evolucionado de tal manera que se sincronizan casi a la perfección con el resto de América del Norte. Esta infraestructura de carreteras ha hecho que la frontera de México-Estados Unidos se convierta en la frontera terrestre más transitada del mundo (2018, pa.4).  

El mercado estadounidense de drogas ilícitas también es el más grande del mundo, y a pesar de la existente política que rodea a la seguridad fronteriza, la gran mayoría de las drogas fluyen a través de las fronteras de entrada legítimas, ocultas en corrientes de carga legal (2018, pa.5). La importancia de los cruces fronterizos para los narcóticos en movimiento se puede ver reflejada por la forma en que los cárteles luchan por capturar y mantener el control sobre ellos. Por el otro lado, también demuestra cómo la corrupción que existe en el país facilita el movimiento del contrabando. Este comercio ilícito fluye en ambos sentidos a través de la frontera, ya que también hay contrabando de armas de Estados Unidos a México. (2018, pa. 5-6).

Una industria que ha adoptado completamente el concepto de maquiladora es el sector de fabricación de productos electrónicos, específicamente de Asia-Pacífico. En el sistema de maquiladoras, los componentes electrónicos fabricados en el extranjero fluyen a través de los puertos de México y se transportan a fábricas donde compañías las ensamblan (2018, pa.7). Los fabricantes mexicanos de drogas sintéticas ilícitas y sus socios chinos han copiado este mismo sistema. Los productos químicos precursores se envían desde China a puertos mexicanos, quienes luego usan estos productos químicos para sintetizar metanfetamina y fentanilo, y estas son luego contrabandeadas a Estados Unidos. La importación de precursores químicos proporciona una razón adicional para que las organizaciones criminales controlen no solo la frontera sino también los puertos (2018, pa.8-9).  

Si bien los efectos de la globalización de los negocios legítimos han resultado en un auge económico en México, las organizaciones criminales transnacionales mexicanas están teniendo un impacto adverso en la economía (2018, pa.13).

El autor indica que es difícil encontrar números precisos para cuantificar el costo que están teniendo los secuestros, la extorsión, y el costo de la seguridad para protegerse contra tales amenazas. La Confederación de Empleadores de México, estima que el 40% de sus compañías miembros han sido víctimas de delitos y que los miembros gastan entre el 10 y el 12% de sus ganancias corporativas en seguridad (2018, pa. 13). También es difícil cuantificar toda la inversión que no ha ocurrido debido a la amenaza criminal.

Sin embargo, hay delitos que podemos cuantificar mejor como: el robo de petróleo le está costando a PEMEX unos $1,6 mil millones al año.; y el robo de carga por carretera y ferrocarril costó más de $4,7 mil millones en 2017. Estos son claros indicadores del impacto adverso que tiene el crimen en la economía de México. El creciente poder del crimen organizado y su actividad criminal diversificada ha llevado a una violencia generalizada que tiene un impacto negativo en la economía legítima.

*Si desea leer el texto original del autor referido, puede consultar este enlace: https://worldview.stratfor.com/article/how-globalization-mexican-business-helped-spread-crime

Comentarios