En Dinamarca, nuevas leyes duras para los “ghettos” de inmigrantes

Barry, Ellen, and Martin Sesloe Sorensen. 2018. In Denmark, Harsh New Laws for Immigrant ‘Ghettos’. The New York Times. 1 de julio de 2018. https://nyti.ms/2kknnc0

*Esta es una síntesis anotada realizada por CIPMEX sobre el texto arriba referido*

 En Dinamarca el gobierno clasifica ciertas zonas como ghettos, los niños nacidos ahí, apodados ghetto children, al cumplir un año son separados de sus padres por 25 horas semanales para que sean educados acerca de los “valores daneses” y de no cumplir esta norma, a los padres se les retira la beneficencia del gobierno (2018, pa.1-2). El gobierno danés introdujo nuevas leyes para regular 25 de estos ghettos, los cuales son de mayoría musulmana, de bajo ingreso, desempleo, violencia de pandillas y densamente poblados (2018, pa. 3-4). Un ejemplo es Mjolnerparken, donde hay 43% de desempleo, 82% de sus habitantes son de raíces “no-occidentales”, 53% tienen bajos niveles de educación y 51% tienen bajos ingresos (2018, pa.15). Condiciones como éstas, a nivel barrio, nos interesan mucho por cuestiones de construcción de paz, al igual que por el tema de terrorismo, el cual no es mencionado en todo el artículo, principalmente porque estas condiciones pueden ser ligadas a las raíces de la violencia terrorista, por ejemplo, el nexo entre crimen y terrorismo explorado por Globsec en múltiples reportes.

Las nuevas leyes marcan una diferencia de trato entre los 25 enclaves urbanos clasificados como ghettos y el resto del país, por ejemplo, algunos crímenes cometidos por sus residentes pueden cargar el doble tiempo de sentencia, pueden ser más vigilados y monitoreados, padres inmigrantes que manden por un largo periodo a sus hijos a su país de origen para “reeducarse” pueden ser encarcelados (2018, pa.7-8).

El discurso político se ha vuelto más siniestro hacia los migrantes, se ha pasado de usar la palabra integración a usar la palabra asimilación (2018, pa.5). Uno de los temas principales ahora en la política danesa son los musulmanes; la población quiere que se asimilen o se vayan (2018, pa.17-18). Danish People Party, anti-migración, es un partido que ha ganado votos y provocado que el resto de partidos se vayan hacia la derecha en temas migratorios para no perder votantes (2018, pa.31). El 87% de los habitantes del país son de origen danés, el resto migrantes, el gobierno danés no da estadísticas de grupos religiosos (2018, pa.32). Los que viven en los ghettos sienten que son discriminados, los daneses nativos creen que no se adaptan a sus costumbres, sus culturas no son compatibles y en ocasiones se escandalizan por sus prácticas (2018, pa.21-24). Aquí hay un punto central para nosotros, la inclusión. Es un pilar de la paz que al parecer se encuentra en deterioro en Dinamarca, un país con condiciones de paz muy buenas, pero, ¿qué tanto puede el pilar de la inclusión de otros afectar en su situación a futuro? ¿Podrá incrementar la violencia y, más específicamente, la violencia terrorista? Como indica el artículo (2018, pa.38); al hacer este tipo de leyes, el mismo gobierno está creando la ‘sociedad paralela’ a la que tanto le teme. Segmentando a la población, no se fomenta la cohesión social, por lo tanto, no hay construcción de paz al contrario se abren resentimientos, intolerancia, prejuicios y hostilidades que si no se cuidan y se ponen un alto pueden tener consecuencias graves como conflictos armados (para más información ver la Pirámide del Odio). 

El artículo no menciona ni ofrece acceso a alguna especie de reporte o estudio. Sería interesante estudiar aquellos barrios  con más profundidad desde nuestra óptica.

A pesar de que esta noticia fue de 2018, las cosas no han cambiado, continúan igual o en aumento. En mayo de 2019 VAO News publicó un reportaje de la situación en Dinamarca (https://www.youtube.com/watch?v=IdP5v5drMe0) confirmando la información del año pasado. En este nuevo reportaje se menciona que, el gobierno tiene una política donde tiene etiquetado como “ghettos” a 30 áreas (5 más de las que se reportaron el  año pasado), todas con altas poblaciones de inmigrantes musulmanes. La política ha consternado a muchos daneses liberales, quienes están a favor de la integración y la inclusión de los migrantes. Al contrario de partidos anti-migrantes como  Danish People Party, quienes defienden la exclusión y la identidad danesa. La inmigración, como menciona Henry Ridgwell, ha desempeñando un papel importante en las elecciones tanto europeas como las nacionales.  

*Si desea leer el texto original del autor referido, puede consultar este enlace: https://nyti.ms/2kknnc0

Comentarios