¿Por qué Bashar ganó la guerra en Siria?

¿Por qué Bashar ganó la guerra en Siria?

Zisser, Eyal. 2018. “Why Has Bashar Won the War in Syria?” The Institute of National Security Studies (INSS), Strategic Assessment, Vol. 21, No. 2, 65-74.  https://bit.ly/2lzPJiw

*Esta es una síntesis anotada realizada por CIPMEX sobre el texto arriba referido*

El artículo indica que la guerra en Siria casi ha terminado. Si bien la restauración de la estabilidad y el establecimiento de la paz en el país sigue siendo incierto, la lucha en el campo de la batalla se ha decidido, y Bashar al-Assad, ha terminado con la ventaja (2018, 65). El autor indica que esta victoria fue dada gracias a sus aleados, pero también gracias a sus enemigos y rivales. Es decir, gracias al reclutamiento de Teherán y Moscú para luchar a su favor, pero también gracias a la inacción demostrada por Occidente (2018, 66).

Sin embargo, su victoria también fue el resultado de la realidad de lo que sucede en el interior de Siria (2018, 66). Debido al fracaso de los rebeldes en la lucha contra el régimen sirio, la visión política y las habilidades de supervivencia de Bashar, y el apoyo que el régimen y las instituciones del país recibieron de la amplia coalición de poderes sociales y económicos dentro de la población Siria (2018, 66-68).

El autor indica que la victoria de Bashar se puede ver reflejada en la culminación de cuatro victorias (2018, 68-70):

  1. La victoria del hombre: Bashar al-Assad, demostró autocontrol y determinación a cumplir con sus objetivos (2018, 70). Más allá de esto, Bashar también demostró capacidad política y capacidad de manipulación, como en su éxito de conectar a Rusia e Irán.
  2. La victoria de la comunidad alauita: que se había posicionado sólidamente detrás de Bashar (2018, 70).
  3. La victoria de la supervivencia de la coalición social del régimen sirio: es la coalición de fuerzas sociales que estaba detrás de Bashar (2018, 70-71). Al frente de esta coalición estaban los miembros de la comunidad alauita, pero también habían miembros de otras minorías, así como miembros de las clases medias y altas sunitas que viven en las principales ciudades.
  4. La victoria del Estado sirio: Bashar y su socios nacionales y extranjeros buscaron presentar su victoria como una victoria para la idea y la institución del Estado sirio (2018, 71-72).

A pesar de que parece ser que la victoria es de Bashar, el artículo indica que esta victoria se debe de considerar como una “victoria vacía” ya que Siria ha sido destruida,  su tejido social destrozado, y esto tendrá dificultades para recuperar el control de todo el país y rehabilitar las instituciones y mecanismos del Estado de una manera que le permitan gobernar el país de manera efectiva (2018, 72). Puede ser que en Siria pronto termine la guerra, pero esto no quiere decir que va a haber paz en el país ya que deja a una sociedad fragmentada y llena de rencores.

Sin embargo, el curso de los acontecimientos en Siria en los últimos años han demostrado que Bashar al-Assad es un gobernante decidido y dispuesto a sacrificar millones de sus propias personas para lograr sus objetivos y garantizar su propia supervivencia (2018, 73). Así mismo, el autor indica que debemos de tener en mente que Bashar no libró esta batalla solo para convertirse en un gobernante títere manipulado por otros, y se podría suponer que, en la medida en que se puedan controlar los asuntos, se esforzará una vez más para convertirse en el único responsable del futuro de su régimen y su país.

 A pesar de que su análisis es de hace un año, sus puntos aún continúan vigentes. Actualmente, seguimos en la espera de que cese el fuego en Siria y se hable de un proceso de paz. 

*Si desea leer el texto original del autor referido, puede consultar este enlace: https://bit.ly/2lzPJiw

Comentarios