Extremismo en EUA en 2018

Extremismo en EUA en 2018

– “Murder and Extremism in the United States in 2018” Anti-Defamation League,A report from the Center on Extremism, 2019. https://bit.ly/2Rs5SAP

– Maltz, Judy. 2019. “Right-wing Extremist Murdered 50 Americans in 2018, Report Finds. And One-third of Them Were Jews” Haaretz. https://bit.ly/2sTYqVo

*Esta es una síntesis anotada realizada por CIPMEX sobre el texto arriba referido*

Cada año el Centro de Extremismo de la Anti-Defamation Leaguerastrea los asesinatos perpetuados por todo tipo de extremismo dentro de los Estados Unidos(ADL, 2019, 4). El reporte del 2018, proporciona información clave sobre: (1) los delitos, que incluye las motivaciones detrás de estos ataques violentos, (2) los perpetuadores, (3) los asesinos, y (4) los incidentes.

Así los resultados demuestran que los extremistas domésticos mataron al menos a 50 personas en el 2018, lo que es un fuerte aumento de los 37 asesinatos relacionados con los extremistas documentados en el 2017, pero más bajo que en el año 2015 y 2016 (ADL, 2019, 9-10). Sin embargo, las 50 muertes hacen del 2018 el cuarto año más mortífero registrado de asesinatos relacionados con extremistas domésticos desde 1970(ADL, 2019, 9).Esto va de la mano con la conferencia “El aumento de odio en Nueva York y más allá” en la cual pudimos ver que los crímenes de odio han aumentado durante de era Trump y los datos del informe lo puede respaldar.

Los resultados del reporte demuestran que el 2018 fue un año especialmente activo en asesinatos de extremistas de derecha(ADL, 2019, 13). Maltz, haciendo referencia al reporte del ADL, indica que en todos los incidentes involucrados, los asesinos estaban afiliados a grupos de derecha, y en la mayoría de los casos, a movimientos de supremacía blanca(Maltz, 2019, pa.1). El informe también indica que las organizaciones y movimientos de derecha han representado en la última década la creciente proporción de asesinatos relacionados con extremistas en los Estados Unidos (ADL, 2019, 14). Así el 2018 se registró como el año con, el año en que Timothy McVeigh bombardeó el edificio federal de la ciudad de Oklahoma (ADL, 2019, 9). Es muy importante poner atención a estos datos, ya que en los últimos años los movimientos de derecha tanto en Estados Unidos como en el mundo han aumentado de manera significativa y sería importante poner atención en esta nueva tendencia.

Por el otro lado, las armas de fuegofueron responsables de 42 de las 50 muertes el año pasado, siendo el arma de elección más utilizada, seguida por cuchillos o armas de filo. Cinco de los 17 incidentes involucraron tiroteosque fueron responsables de un total de 38 muertes y 33 heridos (ADL, 2019, 23-25). Este punto también es muy importante ya que existe un debate muy grande en Estados Unidos sobre la facilidad que hay al acceso de armas y el informe demuestra cómo en la mayoría de los casos las armas de fuego fueron responsables de la mayoría de las muertes en el año.

Maltz indica que al menos 16 de las víctimas (un tercio del total eran judíos y los incidentes más mortales fueron en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas en Parkland, Florida, donde mataron a un total de 17 estudiantes y profesores, y en la Sinagoga del Árbol de la Vida en Pittsburgh, donde murieron 11 personas (Maltz, 2019, p.4). Esto también se vincula con la conferencia, ya que en dicha Evan Bernstein, director del ADL en Nueva York explicó que los grupos vulnerables como podrían ser minorías raciales, religiosas, nacionales, suelen ser las más afectadas por el extremismo.

El informe también proporciona datos interesantes sobre el extremismo islámico en Estados Unidos. En el 2018 el extremismo islámico doméstico tuvo una representación del 2% y en la ultima década represento el 3.4% con un total de 12 incidentes y 100 muertes (ADL, 2019, 19). Este dato también es muy importante debido a la percepción que existe con respecto al extremismo islámico dentro de Estados Unidos.  

Por último, el reporte da una serie de recomendaciones(ADL, 2019, 26-27): (1) hablar contra el odio y el extremismo, (2) hacer leyes contra el terrorismo doméstico, (3) ampliar el diálogo entre la sociedad civil y el sector tecnológico, (4) mejorar las respuestas federales, estatales y locales en casos de crímenes de odio, (5) formular estrategias de prevención para promover la resiliencia comunitaria, y (6) promocionar programas de educación.

*Si desea leer el texto original del autor referido, puede consultar este enlace: https://bit.ly/2Rs5SAP

Comentarios