Ciber-extremismo: ISIS y el poder de las redes sociales

Ciber-extremismo: ISIS y el poder de las redes sociales

Awan, Imran. 2017. “Cyber-Extremism: Isis and the Power of Social Media.” Social Science and Public Policy 54: 138-149.

*Esta es una síntesis anotada realizada por CIPMEX sobre el texto arriba referido*

Las herramientas modernas como el internet han ayudado a los grupos terroristas a esparcir su propaganda e ideología a miles de simpatizantes por todo el mundo. Redes sociales como Twitter, Facebook y YouTube se utilizan cada vez más para reclutar nuevos miembros. Se ha creado una ciber yihad global (Awan 2017, 138-139). Así como el libre flujo de información crea paz, también en casos la destruye cuando se mezcla con el descontento social.

Awan (2017, 138-139) llevó a cabo un estudio en el que se analizaron 100 páginas de Facebook diferentes y 50 cuentas de twitter que generaron más de 2050 resultados y lo ayudaron a entender el impacto que ISIS estaba teniendo en internet y a crear una tipología de 7 tipos de comportamiento diferentes junto con sus motivaciones. Su hipótesis, de que el odio en línea es hoy en día utilizado por grupos terroristas para reclutar y radicalizar jóvenes, se confirmó.

Los siete tipos de comportamiento diferentes que detectó Awan (2017, 143) son: los cyber mobs que utilizan el internet para crear una mentalidad de pelear por ISIS, los solitarios que publican individualmente y se ven atraídos por estos grupos, los fanáticos, los buscadores de emociones, los que participan desde la moralidad, los narcisistas que buscan venganza y los que buscan una identidad.

Awan (2017, 143) nos dice que las mayores herramientas de radicalización cibernética son: los videos, las salas de chat, las páginas de internet, las imágenes, los links, los retweets y los hashtags. ¿No podrían servir estas mismas herramientas para combatir el fenómeno?

Las tácticas de grupos terroristas para reclutar jóvenes por medio de internet y redes sociales les permite tener comunicación directa con una audiencia global mucho más amplia y les da una plataforma que jamás hubieran tenido solamente reclutando presencialmente. El material subido a internet, está tan bien elaborado que está captando la atención de los más vulnerables a estas ideologías extremistas. Esto le permite a los yihadistas tener un canal directo para jugar con la falta de satisfacción de diferentes individuos haciéndolos sentir importantes y que pertenecen a algo más grande. Estos videos, tweets, publicaciones en Facebook, etc. sirven como herramientas de radicalización muy efectivas. Los jóvenes poco a poco se van convenciendo de que unirse a las filas de estos grupos violentos es una oportunidad que sólo se les presentará una vez en la vida (Awan 2017, 138-139). Es por eso que hace falta construir paz desde la raíz en las sociedades, ya que nada más combatiendo el fenómeno directamente nada se logra, hay que empezar un paso antes que es eliminando el caldo de cultivo.

 

*Si desea leer el texto original del autor referido, puede consultar este enlace: https://bit.ly/2uHT0y6

 

Comentarios