La Contribución del Arte y la Cultura en la Paz y Reconciliación en los Procesos en Asia

La Contribución del Arte y la Cultura en la Paz y Reconciliación en los Procesos en Asia

Naidu-Silverman, Ereshnee. 2015. “The Constribution Of Art and Culture in Peace and Reconcilliation Processes in Asia”  Centre for Culture and Development 5 (1) 8-12.

*Esta es una síntesis anotada realizada por CIPMEX sobre el texto arriba referido*

La cultura y el arte tienen una relación directa con la construcción de paz y la resolución de conflictos. La primera sección del libro “Understanding the Intersections between Art, Culture and Conflict” explica cómo la cultura y nuestro entorno nos afectan y moldean nuestra forma de pensar, lo cual influye en la percepción que tenemos sobre los conflictos y en nuestra postura ante ellos. Cuando estos existen, se crea una nueva cultura de violencia que permanece, y aunque el conflicto ya haya terminado, esto se ve reflejado en el deseo de venganza, odio y deshumanización que surge como consecuencia de él (Le Baron 2003, citado por Naidu-Silverman 2015).

El capítulo explica que para la solución de conflictos se necesita entrar en un proceso de reconciliación en donde el arte puede jugar un rol fundamental. Este incluye (Daly y Sarkin, 2007 et al. citados por Naidu-Silverman 2015):

  • Abordar injusticias
  • Reconocer los errores
  • Reescribir nuevas narrativas que reconozcan las verdades del pasado
  • Reconocer el sufrimiento de otros
  • La creación de espacios para perdonar y sanar

“Reconciliation implies building and rebuilding relationships today that are not haunted by the conflicts and hatreds of yesterday.” (Priscilla Hayner 2002 citada por Naidu-Silverman 2015, p. 9)

El proceso de reconciliación es esencial para reconstruir una sociedad de forma justa, abordando la situación desde un punto colaborativo y reestableciendo relaciones de confianza y respeto. A través de esta perspectiva se puede ver la paz positiva puesta en práctica.

“Given the hopelessness, despair and trauma that come with violent conflict, art and cultural activities may present a temporary outlet from the actual situation, serving as an avenue for coping and imagining alternate scenarios to the reality of conflicto.”  (Naidu-Silverman 2015, p. 10) 

El arte es una forma alternativa de abordar conflictos y de encontrar soluciones que reestablezcan la comunicación y la confianza dentro de las sociedades. Esto es algo que se puede ver a través de la historia.  Por medio de estas metodologías se pueden encontrar nuevas salidas de una forma creativa y que involucren distintos puntos de vista, haciendo que haya una mayor cohesión en la sociedad. CIPMEX resalta el hecho de poner en práctica todo lo que sí es paz, y los métodos artísticos están dentro de esta categoría.

El arte juega un rol distinto dependiendo de la fase en la que se encuentra un conflicto:

  1. Fase de Represión y Autoritarismo: En esta etapa, la creación de eventos artísticos como festivales de música y exhibiciones artísticas pueden ayudar a promover la rebelión y la resistencia además de que funcionan como una “advertencia” y una forma de concientizar a la gente sobre lo que está sucediendo (Mani 2011 citado por Naidu-Silverman 2015).
  2. Periodo de Violencia Activa: En esta fase el rol del arte es “relativizar” el conflicto; tratar de cambiar su percepción dándole una menor importancia, además de ayudar al proceso de recuperación y a mantener viva la esperanza. Esto se puede lograr a través de eventos de artes escénicas que sean accesibles, seguros y locales y rituales tradicionales de la zona (Fukushima 2011 citada por Naidu-Silverman 2015).
  3. Periodo de Post-Conflicto:  Para las personas que pasaron por una situación de violación de derechos humanos, la expresión verbal se vuelve ineficiente e incomprensible (Edkins, 2003 citado por Naidu-Silverman 2015). Lo mismo sucede con todas las víctimas de un conflicto o de una experiencia traumática. La expresión artística y los actos creativos pueden ser una manera para tratar con esto, ya que ayudan a facilitar el  proceso de sanación y de reconciliación brindando nuevos significados y formas de darle sentido a la realidad (Cohen y Yalen, 2004; Lederach, 2005 citados por Naidu-Silverman 2015).

“Aesthetic processes such as visual art therapy and dance have the potential to overcome verbal barriers, communicating and reaching hidden emotions and feelings that everyday language is unable to bring to life.” (Boal, 1995 citado por Naidu-Silverman 2015, p.11)

El arte es algo que normalmente no se menciona al hablar de la resolución de un conflicto y en este capítulo se puede ver el efecto que puede llegar a tener. Al entender el rol que este juega en en las distintas fases del conflicto, lo podemos llevar a la práctica no sólo dentro del proceso de reconciliación, sino con la creación de proyectos para la prevención, y  para el fortalecimiento y mantenimiento de una sociedad pacífica.  

“One of the most important roles of art in post-conflict societies is its ability to restore victims’ capacities to participate in reconciliation processes, access their emotions and begin their individual healing processes.” (Shank and Schirch, 2008; Cohen, 2003; Fortier, 2008; Cohen and Yalen, 2004; Daly and Sarkin, 2007 citados por Naidu-Silverman 2015, p. 11)

La participación y colaboración son factores indispensables que se deben de tomar en cuenta para la solución de cualquier conflicto. Una sociedad colaborativa es una sociedad que esta destinada a superar cualquier obstáculo que se le presente.

El capítulo también menciona la importancia del diálogo en el proceso de reconciliación. Este tiene que ser un diálogo en el que haya una escucha activa, un espacio para conocer los distintos puntos de vista y así llegar a un mayor entendimiento (Galtung 2002 citado por Naidu-Silverman 2015). Las metodologías artísticas pueden ­a ser de gran ayuda para abrir estos espacios e interacciones y también ayudan a incrementar la empatía. “Furthermore, in postconflict societies in which trauma impedes discursive communication and former enemies are reluctant to listen to one another (Cohen, 2003), creative processes such as theater and storytelling offer nonthreatening spaces for dialogue to begin” (Naidu-Silverman 2015, p.12).

Las actividades artísticas realizadas después de un conflicto ya sean eventos conmemorativos, festivales e iniciativas que involucren un intercambio cultural son de gran importancia para llegar a un respeto mutuo y a un entendimiento de ambas partes. A través de ellas se pueden tratar los tabúes causados por el conflicto. Los memoriales y las distintas formas de representar lo sucedido se vuelven una forma de evidencia y se convierten en una narración permanente y un constante recordatorio para las generaciones futuras (Naidu-Silverman 2015, p.12).

Este capítulo menciona diferentes ejemplos de actividades artísticas de gran eficacia que se pueden llevar a cabo para solucionar conflictos, y todas estas se pueden organizar por la sociedad misma. Las iniciativas mencionadas no solo son de gran ayuda para el proceso de reconciliación de conflictos sino que pueden ser parte del proceso de superación de cualquier momento complicado por el cual se esté pasando; con la situación de pandemia mundial por la que estamos pasando el arte puede ser un gran apoyo dándonos una forma alterna de pasar nuestro tiempo, un método de colaboración y de unión ya sea por medio de un teatro organizado en zoom o clases de danza u otra disciplina o simplemente una forma de expresión brindando un espacio de reflexión y de empatía.  

Comentarios