Comunicación no violenta para la resolución de conflictos

Comunicación no violenta para la resolución de conflictos

Anaya, Lani. 2016. “Non-violent communication in Mediation of Conflicts”. Pax et Bellum, University of Uppsala. Disponible en: https://bit.ly/2FFwRHV

*Esta es una síntesis anotada realizada por CIPMEX sobre el texto arriba referido*

El artículo habla sobre una metodología de resolución de conflictos llamada “non-violent communication” (NVC) desarrollada por el psicólogo estadounidense Marshall Rosenberg[1]. La autora indica que este método es bastante efectivo en grassroots levels (desde la raíz, nivel local). Considera que en el mundo actual los conflictos incluyen cada vez menos a actores estatales, por lo que proliferan conflictos entre actores no estatales; es ahí que surge la relevancia de una metodología que ponga en el centro a actores locales (Anaya, 2016, 1). Definitivamente es necesario poner énfasis en los niveles locales para atacar los problemas, pero hay que tomar en cuenta que las negociaciones entre Estados siguen siendo necesarias para resolver conflictos, aunque involucren actores no estatales. Tal vez funcionaría para medidas integrales que consideren acciones top-bottom y bottom-up para resolver conflictos.

Así mismo, la autora cita a Boulding[2] para explicar que el origen del conflicto entre personas se puede derivar de la complejidad de interactuar y crear relaciones entre personas a diferentes niveles, diversos intereses, objetivos independientes o perspectivas diferentes (Anaya, 2016,1).

El NVC es un modelo de interacción humana inter e intrapersonal basado en los principios de no-violencia. Está fundamentado en la creencia de que todos los humanos pueden ser compasivos por naturaleza, mientras que la conducta violenta es aprendida y respaldada culturalmente (Anaya, 2018, 2). Para este punto debemos considerar que las culturas promueven ciertas conductas, por ejemplo el machismo, y por el otro lado reprueba otras conductas alternativas. Entonces, debe considerarse a la educación como punto central para evitar entornos de violencia. Si la conducta violenta es aprendida, el sistema escolar puede ser un punto de intervención en el que se pueden implementar medidas que promuevan la paz. Ese es el punto de nuestros talleres de Educación para la Paz, en los que buscamos que las niñas y niños aprendan y construyan acciones y soluciones que pueden implementar en sus propios contextos, promoviendo la paz en su escuela y círculos familiares.

Rosenberg describe dos tipos de personalidad descritas por conducta animal: (1) personalidad amable, con perspectiva amplia y mentalidad abierta representada por una jirafa y; (2) rivalidad, personalidad crítica y acusativa representada por un lobo (Anaya, 2018, 2). La autora muestra una gráfica y características específicas de ambos tipos de personalidad descritos por Rosenberg; sin embargo, falta profundidad y explicaciones para entender la designación de cada animal y cómo se integra la información de las gráficas que muestra con el resto del artículo de la autora. (2016, 2,7,8).

Según la autora, toda acción humana surge del deseo de satisfacer legítimas necesidades; sin embargo, es mejor encaminarlas evitando la violencia, ya que esto bloquea o limita el potencial humano, por eso el NVC es necesario para lograr expresar emociones de manera no violenta. (Anaya, 2016, 2). Este punto también es de gran importancia para la educación y el desarrollo ¿Es la violencia un factor para bajo desarrollo del mexicano frente a otros países? ¿Cómo se podría medir esto? El Instituto para la Economía y la Paz ofrece datos sobre el costo de la violencia en México y el mundo, pero sería relevante entender cómo el entorno actual de violencia afectará a las futuras generaciones. Se podrían diseñar políticas integrales de educación y seguridad para proteger a la niñez y juventud de los efectos de la violencia.

La autora indica que el NVC busca ayudar a los individuos a satisfacer sus necesidades sin frustrar las necesidades de otras personas; enseña a escuchar, a expresar sentimientos y a hacer observaciones (Anaya, 2016, 2). Las funciones del lenguaje y las palabras son muy importantes para Rosenberg; son necesarios los siguientes pasos: (1) Observación neutral de lo que los demás dicen sin juicios o evaluaciones; (2) ser conscientes de cómo nos sentimos (enojados, tristes, exasperados); (3) identificar qué objetivos están relacionados sentimientos (para quitar carga emocional) personales y; (4) hacer una solicitud clara y concreta sobre nuestro objetivo o necesidad. En este proceso, la persona que escucha responde la interlocutora con versiones de lo que entendió para confirmar que ha escuchado correctamente, este proceso se le llama deep listening (Anaya, 2016, 2-3). La autora toma estos pasos y los refleja en escenarios de mediación de conflictos, especificando que mediadores y negociadores deben observar con la mayor empatía posible, entender los sentimientos relacionados a las partes sin juzgarlas, identificar intereses para entender posiciones, reconocer los valores y objetivos de cada parte y delinear lo que se puede pedir a los actores para solucionar el problema y experimentar crecimiento mutuo (Anaya, 2016, 4).

La comunicación asertiva fue eje central en el diseño de nuestros talleres para Centros Tutelares de la CDMX. Tomando en cuenta que muchas mujeres de prisiones mexicanas nos dijeron que bastantes conflictos surgían porque no se podían expresar bien (debido a la falta de desarrollo verbal y/o conductas de defensa dentro de la cárcel), decidimos enfocar los talleres en Centros Tutelares para dar herramientas funcionales de comunicación. El objetivo es que las emociones y necesidades puedan ser expresadas libremente, sin afectar a los demás y entendiendo las emociones y necesidades ajenas para evitar conflictos; aunado al reconocimiento de Derechos de cada persona.

La autora también enumera diversos ejemplos en los que NVC ha sido utilizado para la mediación de conflictos en diferentes partes del mundo; asegura que este modelo puede ser adaptado fácilmente a cada cultura y localidad (Anaya, 2016, 4-6). Entre los ejemplos está la reintegración de niños soldados, ayudar al desarrollo económico con perspectiva de género, justicia restaurativa y programas sociales enfocadas en bienestar físico y emocional. Un caso de suma relevancia para nuestra investigación sobre cárceles es Freedom Project (Anaya, 2016, 4) del Center for Non Violent Communication. En este proyecto, se trabajó en cinco prisiones estadounidenses reparando relaciones rotas por la violencia para facilitar la reintegración de los prisioneros en sus comunidades. Esta puede servirnos para entender a fondo los procesos que se pueden realizar durante el encarcelamiento para evitar reincidencia. Además, como hemos documentado en otras annotations sobre terrorismo, las redes terroristas en las comunidades de ex prisioneros son de las causas más importantes en la reincidencia. Traduciéndolo al caso de personas que salen de prisión, si en su comunidad prevalecen las condiciones y redes que los llevaron a delinquir, es muy probable que reincidan y se repita el ciclo de encarcelamiento, separación familiar y violencia.

Finalmente, la autora especifica que el modelo se especializa en escenarios postconflicto y que tiene mejores resultados en niveles locales y comunitarios cuando las personas de la localidad sienten pertenencia y consciencia del proceso del NVC (Anaya, 2016, 6). El involucramiento de las personas y sentimiento de empoderamiento puede potencializar la participación ciudadana. Esto podría ser explorado en nuestra futura investigación de policías proximales, considerando que ese modelo pretende acercarse a las personas en lugar de establecer medidas dictadas de altos niveles; los movimientos grassroots tienen mejor conocimiento de las necesidades locales.

[1] Rosenberg, Marshall. 2003. Nonviolent Communication: A Language of Life. Puddle Dancer Press, New York.

[2] Boulding, Kenneth E. 1962. Conflict and Defense in American Science Quarterly. Vol. 7(3). 378-380

*Si desea leer el texto original del autor referido, puede consultar este enlace: https://bit.ly/2FFwRHV

Comentarios